martes, 2 de septiembre de 2014

Para qué sirve una reflexión.


¿Para qué sirve una reflexión? No sé si ésta parezca una pregunta estúpida, pero a mí me parece pertinente. ¿Cuál es el sentido que tiene una reflexión en nuestra vida?

Una reflexión, evidentemente, sirve para reflexionar. Según el DRAE, reflexionar significa: Pensar y considerar un asunto con atención y detenimiento para estudiarlo, comprenderlo bien, formarse una opinión sobre ello o tomar una decisión.

Como acertadamente dice la definición, tras el proceso reflexivo, se toma una decisión. Así que después de haber reflexionado, uno tendría que llevar a cabo un cambio, ya sea de pensamiento o de acciones; tomar una decisión y cambiar ese aspecto de la vida sobre el que se llevó a cabo la reflexión.

Esto, claro está, es simplemente en el terreno de lo formal.

Al menos en lo que a mi realidad se refiere –que es por la única que puedo hablar–, después de que las personas se ponen en contacto con una hermosa reflexión, no pasa absolutamente nada. De hecho, no hay siquiera un proceso reflexivo: pensar, más que sólo leer, y pasar a otra cosa, o a otra reflexión.

Entonces, cuál es el fin de toda esta vorágine de buenas intenciones, de este caudal de buenos pensamientos. Pienso en varias opciones, pero en realidad no lo sé. 
Load disqus comments

0 comentarios