¿Qué importan los años?


¿Qué importan los años? Los años vividos. Los años perdidos. Los años ganados. 

Ésta imagen de Mafalda me recuerda al concepto de juventud que muchos tienen. Aunque yo no estoy muy de acuerdo con él. Me parece en el fondo algo falso: Cuando eres niño ves a alguien de 20 años como un adulto y a alguien de 35 como un viejo; alguien de 50 o 60 es un viejito o un anciano. Si tienes 20 años ves a alguien de 40 como un viejo, pero si tienes 40 miras al de 20 como un niño. 

Primero son los chavitos de la primaria, luego los de la secundaria, después son los niños de la prepa, y a tus 30 años, los chavitos son los de la universidad. Cuando era más chico pensaba que después de 40 ya eras viejo, ahora creo que eso es a los 50 años. Pero no me malentiendan. Una cosa es que seas viejo, grande o adulto, y otra muy diferente es que actúes como un viejo. O que dejes de hacer cosas porque supuestamente ya no son propias de tu edad.

Y esa es precisamente la parte que no me cuadra. Por un lado el discurso feliz, políticamente correcto, que dice que mientras te sientas joven lo serás, sin importar con cuántos años cargues, acompañado por la foto de una anciana meciéndose en un columpio, y el comentario sobre lo bello de esto. Por el otro lado está la realidad, en la que si piensas, haces, vistes o vives evocando a un chico de 20 años, serás criticado por todos, alegando que eres un desubicado que no sabe cuántos años tiene, y no te das cuenta que debes vivir de acuerdo a tu edad. Pero bueno, así es esta sociedad que vive de una manera y anhela vivir de otra forma. Qué le vamos a hacer.

Mientras, sigo jugando luchitas con mi hijo y mis sobrinos. La última vez, de a uno por uno, ya no puedo con los cuatro. Le he dicho a Gil que no es porque me haya hecho viejo, sino que ellos han crecido mucho, ya no puedo hacerles tan fácil la "desnucadora" o el "suplex". 

Soy lo que le llaman "un niñote". Qué le vamos a hacer. 






Entradas populares de este blog

La pruebita del amor

Vacíos

Mi libro