lunes, 9 de febrero de 2015

100 entradas




Esta es la entrada número 100. Es un buen número para empezar, más bien, para continuar, que ya voy para los dos años ininterrumpidos. Bueno, hay semanas en las que no he publicado nada, pero las he compensado con semanas de dos o tres entradas. El chiste es que cada mes tiene al menos 4 escritos. Eso me enorgullece, porque al empezar esta aventura, parecía difícil encontrar algo interesante para decir cada semana. Y claro, no todo ha sido interesante, porque a cuántos les interesa el beisbol por ejemplo jajajaja, pero finalmente escribo para mí antes que para alguien más, aunque es increíblemente satisfactorio saber que a algunas personas les gusta leer lo que sale de mi mente.

A veces pareciera que no tiene ninguna utilidad real perder el tiempo escribiendo un blog, que no gana uno nada, nada de lo que uno se pueda beneficiar. La verdad es que escribir un blog personal es totalmente satisfactorio. Lo mejor, ya lo he dicho antes, la gente a la que conoces y con la que convives.

Me gustaría tener mucho dinero e ir a España a juerguear: a Asturias, a Jaen, a Barcelona y a Madrid; a Argentina: a Miramar, a Buenos Aires, a Mar de Plata, a Córdoba, a Resitencia del chaco; a Medellín. Pasar a Chile, a Uruguay, a Paraguay a chismorrear y tomarme algo. Poder darle un abrazo a mis nuevos amigos.

No soy una persona disciplinada, soy flojo y disperso, completamente distraído. Pero esto me fascina. Es como cuando editaba el periódico mural de la licenciatura. Cada 14 días, sin falta, había una nueva edición de La Alimaña, con nuevas caricaturas. Nadie dirá nada si no publico cada semana, no pasa nada si no cumplo, pero me hace muy feliz poder hacerlo, aunque no gane nada.

Y sé que quizá debería abrir un blog de superación personal y escribir sobre todos los lugares comunes que conozco. O ponerme a idear frases supuestamente geniales para que todos las compartan y donde quede de manifiesto que fueron pensadas por mí; autonombrarme el poeta prohibido, bueno, otro nombre que ese ya existe, aunque no se vea lo prohibido por ningún lado. Y tener así miles de seguidores. No podría hacerlo, es una especie de broma para finalizar esta entrada, pero ustedes ya lo saben.

Gracias.