martes, 7 de enero de 2020

las nubes y la luna

A veces me parece ridículo el culto que se le rinde a la luna. Muchísimo más absurdo que el que se rinde a las rubias en ciertas partes del mundo.

No sé, yo veo la luna completamente ordinaria. Un punto blanco en el cielo, una mancha solamente. Pienso que las únicas veces en que se ve realmente hermosa es cuando hay nubes al rededor que la visten de gala, nubes que conforman junto a ella una imagen bella en su contraste y en las caprichosas formas que la nube puede tomar; porque la luna siempre es la misma, redonda y estable. 

Pero es a la luna a la que se le han compuesto versos y canciones, de la que se habla y a la que se admira.

Pienso que son las nubes las que hacen magia en el cielo. Hacen piruetas geniales con el viento y magníficos reflejos con el sol, y cambian, se mueven, se transforman, buscan nuevos colores y nuevas formas, nuevos maravillosos contrastes.

Y la luna. La luna no pasa de mismas fases de siempre.



4 comentarios:

  1. Supongo que todo arrancó cuando el hombre vio por primera vez que la luna ejercía un influjo sobre el mar, provocando las mareas. Hay quien dice que hay vegetales que crecen mucho más deprisa cuando se plantan una noche de luna llena, y si vamos a hablar del hombre-lobo, ya ni te cuento, amigo, ja,ja,ja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Coincido en que la luna adquiere mayor misterio y encanto cuando se asoma entre las nubes. Sin embargo, tengo especial predilección cuando, en su fase creciente, es solo un breve aro de luz.
    Un gran abrazo, feliz año... y beeesos, querido Gildo.

    ResponderEliminar
  3. Es que solo la luna nos vuelve lunáticos, más todavía los lunes... A mí me parece excepcional. Y la ciencia lo avala. Eso me reconforta. Aunque ya me reconfortaban de antes los poetas, incluso los más cursis.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Será que en este mundo de locos , ella es la señora de las noches, no la que inspira , si no la que acompaña
    Es estrella sin serlo
    De niña debía de ser mas cuerda, temía a la luna ( la asociaba a los lobos) y adoraba a las nubes, en ella encontraba personajes maravillosos, ahora ... ahora a saber

    ResponderEliminar