martes, 7 de mayo de 2019

Reflexiones de un bloguero lV


Yo sigo escribiendo, publicando todas las semanas, varias veces a la semana; diciendo mis cosas aunque sean pocos los interesados en leerlas, incluso esos que dijeron en su momento que les gustaba tanto hacerlo o que se han vuelto mis amigos. Pero siempre hay cosas más importantes o eso quisiera pensar; sólo hay cosas más entretenidas con que llenar el tiempo mientras llega nuestra muerte.

Seis años sin dejar de teclear mis cosas, mis necedades y pataleos, mis elocuentes quejas, mis borrosos recuerdos, y también, las huellas de ese incierto viaje y de ese memorable amor. 

Pero como dijo el extraordinario Saramago hace no sé cuanto: escribo por desasosiego. Y luego siempre hay por ahí alguien que lee. Eso siempre lleva una sonrisa con ello. No ha habido vacaciones ni pausas, bloqueos sí, pero me había prevenido escribiendo de más en los meses fructíferos, con los temas que no caducan (he posteado cosas escritas un año antes y se siguen viendo frescas); porque hay días en que no quiero escribir y hay veces que creo que no puedo hacerlo por más estúpido que esto suene y por más tiempo que frente a la computadora pase.

He leído que algunos colegas dicen que los blogs están en proceso de extinguirse, yo no lo creo. Siempre vamos a existir personas con la vanidad suficiente para creer que lo que pensamos debe quedar plasmado en algún lugar, y no sólo eso, sino compartido con las multitudes, cada vez más estúpidas. Y si al final sólo nos leemos entre nosotros pues ya está, eso haremos.

Pero debo decir que la mayoría de mis amigos blogueros ya no escriben o lo hacen demasiado poco, y extraño leerlos. Como decía al principio, debe haber cosas más importantes. Claro que también extraño que me lean y me digan lo que piensan de lo que pienso; ver con una indescriptible sonrisa que pensamos igual o muy parecido sobre algunos asuntos, o que piensan distinto; descubrir realidades de otra gente; y convivir, convivir entre letras.



8 comentarios:

  1. Debemos seguir escribiendo mientras tengamos algo que decir, coincida o no con las ideas imperantes. Creo que llegado el momento en el que dudamos si seguir o dejarlo correr, debemos ser egoístas y pensar solo en el placer que nos produce la escritura, guste o disguste a los demás. Y si llega un día en que escribir nos aburre o no nos llena lo suficiente, pues lo dejamos y dedicamos nuestro tiempo libre a otra actividad tanto o más placentera como es la lectura. A fin de cuentas, quien no lee no escribe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tendremos los libros amigo, aunque no nos alcance el tiempo con todos los que querríamos. Y luego el cine también.
      Aquí seguiremos, porque esto es una especie de vicio y hay un cierto placer en molestar a los otros con nuestros decires.
      Un gran abrazo Josep.

      Eliminar
  2. Querido Gildo, en mi caso hago lo que puedo que, lamentablemente, es poco con mi mala salud y eso me trae mucho desasosiego. Tanto que también he perdido las ganas de leer, algo fundamental para quien escribe, como dice Josep.
    Apoyándome en la volundad de hierro, que me sostuvo en todos mis inconvenientes, estoy intentando volver al mundo blogueril pero con muy poco ánimo y casi ningún texto para publicar.
    Mientras te haga bien, vos seguí escribiendo.
    Un enorme abrazo y beeesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso que dices ya lo había pensado: mi amiga debe sentirse demasiado mal para ni siquiera tener ganas de leer a sus amigos. Pero estás aquí, y todos los que te queremos, que somos muchos, nos alegramos de verte.
      Te quiero mucho Mire querida.
      Abrazos y beeesos.

      Eliminar
  3. Todos pasamos por altos y bajos. Luego de esta generación, vendrá una siguiente con el ánimo a tope para escribir y publicar en blogs sus textos; como si ellos hubiesen descubierto algo por primera vez y le estuvieran haciendo un favor a la humanidad por compartirlo. Después se darán cuenta que ya no les queda nada más por decir ni nadie más a quien decírselo y vendrá el desánimo y las dudas y las crisis y el posterior abandono del blog. Y luego vendrá otra generación...
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para como veo que vamos pienso que sí se escribirá pero sin cuidado de las formas, sin hacer literatura o cosa parecida. Sólo llenando esa parte ególatra que nos grita que debemos decir eso que queremos decir porque es importante. Ya ves las redes.
      Abrazos Julio.

      Eliminar
  4. Hola Gildo. A mi me gusta leerte.No lo dudes.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sabía Betty. Gracias por recordarlo, y por la compañía.
      Abrazos.

      Eliminar