sábado, 14 de septiembre de 2019

dos raros

Creo que somos dos raros
dos raras afinidades
y aunque no esperaba nada
me apareciste delante.

Fue sencillo enamorarnos
tras compartir nuestras tardes
andábamos tan despacio
con las manos anhelantes.

El raro y la rara juntos
caminando como iguales
compartiendo cicatrices
contándonos los lunares
comiendo sin restricciones
cómplices de nuestros males
con buenas dosis de risas
y entre besos insaciables.

Sólo dos raros comunes
entre mil casualidades.



4 comentarios:

  1. Estás hecho todo un poeta, Gildo. Me gustan mucho los últimos que te leí.
    Abrazos y beeesos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues voy aprendiendo querida Mire. Particularmente estos versos salieron de un tirón y los escribí sin medirlos ni nada. Luego vi que salvo los primeros versos tenía un romance, y sólo fue cosa de arreglarlos.
      Me alegra que te gusten querida amiga.

      Beeeesos y abrazos.

      Eliminar
  2. De eso trata también un poco el enamoramiento, de encontrar a una "rara" afín a tus "rarezas" (y fetiches, para que el flechazo sea total).
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooye eso es cierto Julio, compartir fetiches, o al menos tener gusto por participar en ellos.
      Me da gusto verte de nuevo.
      Abrazos.

      Eliminar