Una noche con estrellas



Me ha fascinado esta imagen. La reconocí al instante, soy fanático del pintor de una sola oreja. Creo que al ser alguien que pinta –o que lo ha hecho, porque ya lo hago en raras ocasiones– me maravilla más ver las cosas que retrató en sus lienzos Vincent Van Gogh.

Sé que esta imagen es la mera representación de lo que él pudiera haber presenciado aquella noche en que nació esa mágica pintura, sólo eso, pero me ha gustado mucho lo que ha representado este artista. Vincent maravillado ante la majestuosa noche.

Creo que era uno de los pocos locos reales. Aferrado a su pasión, pintando horas y horas a lo largo de los días, sin importar que a nadie le interesara adquirir su obra y que sólo su hermano lo respaldara. Un gran loco. Me gustaría saber si de alguna manera su espíritu se pudo enterar de en lo que se convirtió su obra años después de su muerte.

Una vez, en el segundo año de la preparatoria hice una copia de su noche estrellada con lápiz. Me gustó muchísimo como quedó y me hubiera gustado conservarla, no sé si la maestra la habrá desechado o no. Jodido misterio.

Entradas populares de este blog

La pruebita del amor

Viñetas escolares

Vacíos