Pasión por las letras.



Fui a ver ayer “Pasión por las letras” (Genius), me atrajo demasiado el tráiler el día que lo vi antes de ver otra película. Es una cinta sobre la intensa relación entre Thomas Wolfe y su editor Max Perkins. Una película que creo debe ver todo al que le gusta escribir.

La genialidad de Wolfe encausada por Perkins, en un mundo donde no cabe otra cosa que su pasión. Sus familias deben resignarse a tomar las migajas que queden de los días y del tiempo que transcurre una vez que se han juntado estos espíritus afines. Que de haber sido personas esforzadas por formar familias felices no tendrían la exaltación necesaria para no poder pensar en otra cosa más que en eso: su pasión (la escritura y la edición). Una pasión que no conoce otra cosa y que no entiende las razones que a todos los demás les parecerán tan obvias para dejar de hacer eso que aman tan sólo unas cuantas horas.

La película tiene demasiadas líneas para transcribir. Muchas ideas para pensar y repensar el oficio de escribir, así sólo sea aficionadamente. Por qué se escribe, para qué se escribe, cómo se escribe. Qué hace a un escritor. La figura del editor. El ego y la vanidad. Y otras cuantas más.


Debo verla otra vez con bolígrafo en mano. Con una copia pirata sería ideal para poder pausarla para  escribir.

Entradas populares de este blog

La pruebita del amor

Viñetas escolares

Vacíos