jueves, 1 de junio de 2017

¿corrigiendo?



Me había dicho mi amigo que no repitiera palabras en un mismo párrafo, que se ve mejor si se buscan sinónimos y palabras afines, a menos que la repetición que se hace de cierto vocablo (he borrado “palabra”, la había vuelto a escribir) tenga un sentido específico. Trato de aprender, así que le hago caso. Con lo que no contaba es con mi dislexia y mis errores tipográficos. No me di cuenta que había tecleado mal la palabra pero que al hacerlo había escrito algo existente, otra palabra, razón por la que el word no me señaló nada erróneo en su subrayado rojo. Lo que siguió lo atribuyo a mi atolondramiento crónico y mi residencia constante en las nubes, quizá también a algo de prisa ya que casi debía salir para mi cita con el doctor. La cosa es que tomé esa palabra que según yo había repetido y le pedí al procesador un sinónimo. Tomé el primero que me ofreció sin cuestionar su pertinencia e hice el cambio en el texto presionando sobre la nueva palabra. Por otro descuido no di una última revisión a mi escrito y lo publiqué como quedó al teclearlo. El resultado ya lo conocen, en el disparate que quedó en esa descuidada línea.