sábado, 22 de febrero de 2020

entre tragedias

Siempre los pozos se tapan
después de ahogados los niños,
las vestiduras se rasgan
aunque las porten los pillos
porque llorar las tragedias
parece que da prestigio,
y mostrarte consternado:
ninguno ve tu cinismo.

Las redes tan peculiares
fingen clases de civismo,
todos tienen la respuesta
más sólo es pan con lo mismo,
la indignación del momento
trending topic del instinto,
pues sus actos cotidianos
no cambiarán ni tantito.

6 comentarios:

  1. Aplausos. Certero y real. Te agradezco tu granito para mejorar el mundo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Podrías estar hablando de cualquier lugar, de algo en particular o algo más generalizado. Yo reconozco en este poema el país en el que resido, por ejemplo. Y si me buscase en él, seguramente también me hallaría.

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es tan jodidamente triste Alís, que los versos describen la realidad de casi cualquier lugar. Así estamos.
      Te abrazo amiga.

      Eliminar